Anoche fue un hermoso final para una semana de asombrosa colaboración, con semillas de amistad sembradas para siempre. Esta semana demostró que la humanidad en su mejor momento cuando nos olvidamos del color y del credo y estamos todos unidos en el reconocimiento de que Dios nos creó de la misma manera.

Todos necesitamos la vista, sin importar el lado del globo donde nacimos. Somos iguales y somos uno y así debe ser porque así es como Dios lo diseñó.
Fuimos agraciados por personal médico de alto rango del único hospital con certificación ISO en este país. Es asombroso que Dios pueda usarnos a todos a pesar de nuestras imperfecciones y salir con algo tan perfecto para nuestro país, para España y para la humanidad. Hay una fuerza obvia en nosotros construyendo esta asociación y que viva mucho tiempo. Personalmente, aprendí mucho de cada ser humano con el que trabajé en el tiempo que hemos compartido este mes – la creación de Dios es asombrosa porque no hay nadie en la tierra en quien él haya puesto algo bueno en ellos. Si reconocemos que acogeremos y celebraremos esto y construiremos sobre ello para servir a la humanidad utilizando esa bondad colectiva. Está ahí en abundancia si elegimos buscarlo.

Unas palabras sobre la Dra. Elena Barraquer “Ella es tan contagiosa y apasionada – ¡tan adorable! ¡Qué ser humano! Me siento bendecida por haber conocido a un ser humano tan excepcional. No sé de dónde saca la energía para tener tanto que hacer. Afortunadamente, ella parece tener muy buenos genes para que el mundo continúe beneficiándose de su generosidad. También debo darle las gracias por su tenacidad, que ha sido testigo de la realización de la misión de Zimbabue. La alegría aquí es palpable. No puedo esperar para planear el próximo.

Florence Ziumbe

Fundación PROWEB

Texto original en Inglés.