Los brazos cruzados sobre el pecho, sus manos cerradas en puño recogiendo toda su fuerza, concentrado. Me dice decidido “estoy listo”

Esta es la increíble madurez de un niño angoleño ,uno de los muchos operados de catarata en esta última expedición de la fundación Elena Barraquer.
La verdad es que, como anestesista, sufro con el niño en el momento en que inyecto la anestesia, son unos pocos segundos de quemazón intensa en el ojo, afortunadamente la intensidad va disminuyendo rápidamente. Lo fantástico es la capacidad que estos niños demuestran superando el momento doloroso porque saben la gran suerte que tienen de ser operados… extraerles la catarata significa recuperar la posibilidad de volver a la escuela, jugar con los amigos… garantizarse un futuro.
Los niños, como todos los pacientes a operar, esperan horas y horas su turno para la visita y después vuelven esperar el momento de la operación, si han tenido la fortuna de ser seleccionados y considerados idóneos para la intervención. Por desgracia y frecuentemente, entre los pacientes a examinar, todos esperanzados en recuperar la visión, hay siempre algunos que desafortunadamente, tienen otras lesiones en la retina o en el nervio óptico. Éstos factores hacen nulo el beneficio de la extracción de catarata… Y la difícil tarea del oftalmólogo comunicar el triste veredicto.  En los casos más complejos, como puede ser un trasplante de córnea, se propone la posibilidad de una intervención quirúrgica en el Centro de Oftalmología Barraquer de Barcelona, en otros casos de menor gravedad, se puede mejorar la calidad visual con unas lentes graduadas.
Es por todas estas personas, esperanzadas, necesitadas y sin recursos en su país de origen que nosotros, los voluntarios de FEB, capitaneados por la querida doctora Elena e impulsados por su gran vitalidad, afrontamos una semana de trabajo duro con horas y horas entre las paredes de en un hospital.

 

TODOS UNIDOS ,OPTIMISTAS COMPROMETIDOS EN DONAR UN FUTURO DE LUZ AL MAYOR NUMERO DE PACIENTES, #NOMÁSCATARATAS.

Gracias a FEB por la gran oportunidad de compartir este reto juntos

Simona Bambini

Medico Anestesista de FEB